Pasar al contenido principal
Diciembre 19, 2017

Mascarillas faciales, ¿qué hacer cuando tu piel te pide más?

Continuando en la línea del post anterior, no podía faltar una reseña a uno de los tratamientos faciales complementarios por excelencia. ¿Sabéis de cual se trata?

¡En efecto!, ¡Las mascarillas faciales!

Las mascarillas son un tratamiento SOS que potencian los resultados de tu ritual de belleza habitual y suponen un plus en cuanto a determinados parámetros que quieras aumentar. Por ejemplo, en esta época, una de la mascarilla más socorrida es la mascarilla de hidratación intensa. Esto es debido a que con los cambios de temperatura de frío a calor propios de esta estación del año, la piel se resiente mucho y se produce una gran pérdida de agua transepidérmica.

Imagen eliminada.

Aquí os hago un pequeño resumen de las mascarillas con mayor demanda, sus componentes y las propiedades que aportan.

-MASCARILLAS PURIFICANTES Y/O DE ARCILLAS PURAS: suelen ser tratamientos complementarios para pieles grasas con tendencia acneica o para pieles mixtas. Se trata de emulsiones de textura ligera con propiedades descongestivas, del tipo “mascarillas peel-off” (que se retiran como una máscara) o con propiedades queratolíticas que hacen que la piel (a veces demasiado engrosada y con una renovación celular desigual) se retexturice y no acumule una cantidad tan elevada de queratinocitos. Esta acumulación de células muertas a nivel epidérmico puede taponar los poros de la piel propiciando la aparición de comedones.

Siempre que quieras incluir en tu rutina una de estas mascarillas busca que contengan ingredientes del tipo arcilla verde, con ácido salicílico, própolis o extractos cítricos.

mascarilla

-MASCARILLAS HIDRATANTES Y/O NUTRITIVAS: estas han sido creadas para contrarrestar los efectos de la pérdida de agua y lípidos de la piel. Con la aplicación de las mismas se consigue evitar la descamación y la sensación de tirantez sobre todo en las pieles secas.

Te resultará fácil localizarlas ya que suelen llevar ingredientes de la talla del aloe vera, caléndula, mascarillas con jalea real, manteca de karité o mascarillas con miel.

 

-MASCARILLAS EXFOLIANTES: indicadas tanto para pieles grasas como para pieles secas, todo en su justa medida. Cada tipo de piel debe exfoliarse, pero eso sí, con un exfoliante que se ajuste a las características y al tipo de piel que tenga cada persona.

Los exfoliantes más potentes, de gránulo grueso y con algún componente químico como ácido glicólico o salicílico los dejaremos para un tipo de piel más grueso como la piel mixta o grasa.

Los exfoliantes más suaves los reservaremos para pieles secas. En este tipo de pieles se deben aplicar exfoliantes de gránulo fino que no irriten demasiado. Se aplicarán con movimientos circulares suaves siempre intentando no irritar el rostro.

 

En Sanafarmacia trabajamos para poder ofreceros este tipo de cosméticos complementarios optando por marcas de referencia como son Apivita, Martiderm, IFC o Lierac. Marcas que se ajustan perfectamente a las necesidades de cada uno de vosotros.

Imagen eliminada.

Por último, aclarar que el número de aplicaciones de este tipo de productos depende mucho de las características de la piel de cada persona y que hay una infinidad de combinaciones posibles.

¡Ven a vernos y te recomendaremos la más adecuada para ti!