Pasar al contenido principal
Abril 6, 2018

Parásitos internos, ¿cómo cuidas de tu mascota?

Parásito mascotas

En estas fechas, además de proteger a nuestras mascotas de pulgas, garrapatas y otros parásitos externos, es importante protegerlas de los internos, ya que podrían transmitirse a personas y afectar gravemente a su salud.

En cuanto a los parásitos internos, es importante distinguir tres grandes grupos:

  1. Los gusanos del corazón o filarias: Es una grave patología producida por un gusano que se transmite por la picadura de un mosquito. Tras infectar a la mascota, el parásito se aloja en su corazón y tapona la arteria aorta.
  2. Los gusanos intestinales redondos o lombrices: Son las típicas lombrices de los niños. Se contagian entre mascotas cuando olfatean o lamen excrementos parasitados o cuando se lamen entre sí. Cuando llegan a los ojos o a otro órgano del ser humano producen graves trastornos.
  3. Los gusanos intestinales planos o tenias: Algunas especias se transmiten a través de las pulgas. El quiste hidatídico es una enfermedad producida por una tenia que puede ser grave si se contagia a los humanos. Los parásitos externos se deben eliminar con los productos adecuados ya que pueden ser portadores de gusanos.

Tanto los gusanos del corazón como la tenia necesitan un hospedador intermedio (es decir, un transmisor), por lo que también se puede actuar sobre éstos con los productos adecuados.

TRATAMIENTO

Las mascotas deben ser desparasitadas periódicamente (unas cuatro veces al año, si se trata de un animal adulto y, mensualmente, si se trata de un cachorro).

Asimismo, debe acudirse al veterinario para determinar la pauta de desparasitación más adecuada según el animal de que se trate y la estación del año.
 

LEGISLACIÓN SOBRE DESPARASITACIÓN

  • La desparasitación es obligatoria en perros, gatos y hurones contra la equinococosis. Debe realizarse por veterinario autorizado y anotar en la cartilla sanitaria el fabricante, nombre del producto y fecha del tratamiento.
  • Debe realizarse una vez al año como mínimo.


RECOMENDACIONES

  • No llevarse objetos a la boca ni las manos sucias.
  • Lavar perfectamente las frutas y verduras.
  • Utilizar repelentes de mosquitos durante los meses en los que son más activos.
  • No permanecer o jugar en sitios con deposiciones de perros y gatos.
  • Lavarse bien las manos después de jugar con la mascota.
  • Hay que vigilar a los niños y personas con el sistema inmunitario debilitado, pues son más propensos a ser infectados por parásitos.
  • La desaparición interna no sustituye las vacunas.
  • Es necesario seguir estrictamente el calendario de desparasitación que indique el veterinario

Y recuerda, ¡¡el mejor tratamiento es la prevención!!