Pasar al contenido principal
Julio 31, 2018

10 RECOMENDACIONES PARA QUE LOS MOSQUITOS NO TE AMARGUEN EL VERANO

Dibujo de tres mosquitos en diferentes posiciones

Conoces la sensación: tú dormido y el sonido de un aeroplano diminuto sobrevolando tu cabeza. Pero esa sensación de fastidio no es nada comparada con lo que te encontrarás al amanecer: una nueva picadura en tu mano, tu pierna o -el peor sitio posible- entre los dedos de los pies, invitándote a que rasques con furia, muchas veces hasta hacerte daño.

No hay nada que hacer cuando llegan los mosquitos, y especialmente en veranos como el presente, después de un año de lluvias profusas, y con una mayor concentración debido a la acumulación de aguas estancadas. No hay nada que hacer, ¿o sí? Desde Sanafarmacia te planteamos diez consejos que te ayudarán a conseguir tu gran meta: que los mosquitos no te amarguen el verano.

1.- El repelente, siempre a mano. Es la máxima número uno, la que nos evitará de manera más efectiva las desagradables picaduras. Los que contienen dietiltoluamida son sumamente eficaces, así como otras soluciones como las que contienen citronella. También son eficaces otros productos como pulseras repelentes o los parches.

2.- Ojo con los humedales y las zonas de aguas estancadas. Las grandes extensiones de agua acumulada son las más evidentes, pero también se encuentran en pequeños recipientes de agua domésticos o macetas.

3.- Cuida tu higiene corporal. Siempre que practiques deporte, dúchate a continuación. De manera general, debido a la mayor tendencia a la sudoración en los meses de verano, intenta asearte todos los días durante la estación.

4.- Cuidado con los perfumes intensos. Los olores dulces y los perfumes afrutados y con aroma de flores, son especialmente desaconsejables durante estos meses. No dejes de oler bien, pero recurre a perfumes más ligeros.

5. No usar colores chillones ni oscuros. Durante el verano, conviene siempre vestir ropa de colores claros. Hay que evitar los tonos chillones como el amarillo, el verde o el azul, y también el color negro.

6.- Siempre que puedas, manga larga. Las suaves temperaturas de este verano ayudan a esta recomendación. Con manga larga, el riesgo siempre será mucho menor.

7.- Ventanas cerradas cuando la luz esté encendida. La luz atrae a los insectos, por lo que, al llegar la noche, mientras las luces estén encendidas, lo mejor es cerrar las puertas. O bien mantener las luces apagadas o mínimamente encendidas durante las veladas veraniegas. Es también una forma de ahorrar electricidad.

8.- Precaución en las horas críticas. Hay especialmente dos momentos críticos en el día: al amanecer y al anochecer. Es en eso momentos cuando los mosquitos están más activos y pican con mayor frecuencia.

9. Sacudir la ropa. Una vez que recogemos ropa del tendedero, es habitual que algunos mosquitos hayan quedado adheridos. Para evitar sorpresas, de mosquitos y de cualquier otro insecto, siempre es recomendable sacudir la ropa.

10. Bálsamo post-picadura. Ya conoces el dicho: prevenir es mucho mejor que curar. Pero si la picadura ya se ha producido, es recomendable aplicar cremas para aliviar su efecto. Estas cremas suelen incluir antihistamínicos, anestésicos tópicos o hidrocortisona, que ayudan a atenuar sensiblemente el escozor y la hinchazón.

Si sigues estas recomendaciones, es posible que tu verano sea todo lo feliz que te has propuesto. Que no te lo amarguen los mosquitos.