Pasar al contenido principal
Mayo 29, 2019

DIEZ PASOS PARA DEJAR EL TABACO

tabaco

En España, casi el 30% de la población es fumadora, y la mitad de esos trece millones de personas reconoce querer dejarlo. A pesar de que en los últimos años las cifras han ido descendiendo, lo cierto es que ha habido una tendencia creciente entre los jóvenes y las mujeres.


En la Semana sin Humo, desde Sanafarmacia nos unimos a la concienciación para dejar de fumar, y aprovechamos para compartir con vosotros un post con recomendaciones para conseguirlo. Conviene recordar, una vez más, que el tabaquismo es una enfermedad crónica de tipo adictivo que se genera por la dependencia de la nicotina, si bien en el humo del tabaco se han detectado numerosas sustancias y más de 280 aditivos, que hace que su inhalación sea igualmente peligrosa para fumadores pasivos. Detrás de este peligroso hábito se esconden 54.000 muertes al año, lo que representa el 15% del gasto sanitario total. Porque no sólo hablamos de cáncer de pulmón: también de otros tipos, así como problemas cardivasculares (especialmente, el infarto de miocardio), problemas respiratorios (bronquitis, EPOC, enfisema…), agravamiento de la osteoporosis o incluso riesgo de padecer disfunción eréctil.


Si te estás planteando dejar de fumar, tienes que saber que solo el 10% lo consigue sin ayuda de un tratamiento médico, y que la consulta a un profesional aumenta las posibilidades de éxito. En nuestro Servicio de Deshabituación Tabáquica, estamos a tu disposición para escucharte y sobre todo ayudarte a abandonar con este hábito.


En cualquier caso, mientras te piensas si venir o no, a continuación te ofrecemos diez claves que te pueden ayudar a conseguirlo:


1. No te engañes: dejar de fumar es posible. Existen tratamientos de 30 días que lo facilitan y cuyo coste es equivalente a un paquete de tabaco diario.


2. No te desanimes si no lo consigues dejar a la primera. Gran parte de los fumadores necesitan entre 2 y 7 intentos, recuerda que la recaída nunca debe entenderse como un fracaso sino como un avance hacia el abandono definitivo.


3. Trata de conocer los verdaderos motivos que te llevan a encender un cigarrillo. Decide fumar por iniciativa propia, y no olvides que conocer los motivos te ayudan a impedir que el tabaco mande.


4. No te permitas fumar en espacios cerrados (en casa o en el coche) ni en presencia de niños, y lleva la cuenta de los cigarrillos que fumas diariamente. Recuerda comprar los paquetes de uno en uno, y nunca compres uno sin haber terminado el anterior.


5. Si quieres dejar de fumar, díselo a las personas de tu entorno. Busca ayuda de un profesional sanitario (médico, farmacéutico o personal de enfermería) y fija una fecha para dejar de fumar dentro de los tres meses posteriores a la iniciativa. Puedes intentar hacerlo de forma progresiva, reduciendo el número de cigarrillos que fumas durante los 15 días previos a la fecha límite establecida para dejarlo.


6. Si te han recetado algún tratamiento para dejar de fumar, sigue las instrucciones recibidas y consulta con un profesional sanitario cualquier duda que te surja. No abandones el tratamiento antes de tiempo, aunque consideres que ya has superado el problema, ya que un sentimiento de confianza prematuro podría suponer una recaída.


7. No todos los tratamientos que existen tienen la misma eficacia, ni todos los fumadores son iguales. Se precisa de un tratamiento individualizado con un buen seguimiento y cumplimiento para garantizar el éxito.


8. Evita pensar que jamás volverás a fumar o que dejas atrás algo que te ha acompañado durante años. Recuérdate las horas, días o semanas que llevas sin fumar y concédete un premio por ello.


9. No abandones el tratamiento por tu cuenta si notas efectos secundarios, puesto que la seguridad de los mismos está bastante consolidada y la posible aparición de efectos secundarios tiene soluciones muy sencillas.


10. Piensa en todo lo bueno que te espera al dejar de fumar. Tu piel y tu aspecto personal mejorarán, y volverá a despertarse el olfato y el gusto. Y lo más importante de todo es que te sentirás más libre.

Foto: Freepik