Pasar al contenido principal
Noviembre 16, 2020

Día Mundial de la EPOC: cuando el tabaco mata poco a poco

EPOC

El tercer miércoles de noviembre, en este caso el próximo miércoles 18, se celebra el Día Mundial de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), una fecha con la que se persigue concienciar a la población frente a esta enfermedad, que está muy directamente relacionada con el consumo de tabaco.

Desde hace poco, sabemos, además, que las personas con EPOC tienen el doble de riesgo de contagiarse de COVID-19 y tres veces más probabilidad de morir si contraen este virus. Así lo afirma un estudio español publicado recientemente en la revista especializada “Journal of Clinical Medicine”, que asimismo alerta sobre la importancia de prevenir la EPOC, una enfermedad que afecta a entre el 9 y el 12% de la población en España. Igualmente, es una de las enfermedades crónicas que más ingresos hospitalarios provoca, muy especialmente en invierno.

Esta enfermedad se considera una patología progresiva y potencialmente mortal que se caracteriza por la reducción gradual del flujo de aire hacia los pulmones. Se manifiesta a través de dos formas, normalmente combinadas: la bronquitis crónica, que implica la inflamación y el estrechamiento de los bronquios con producción excesiva de moco en el árbol bronquial, produciendo tos de forma constante, y el enfisema pulmonar, que produce la destrucción de las paredes y fibras de los alvéolos, impidiendo la salida del aire inspirado desde los pulmones al exhalar.

La primera pauta del tratamiento es eliminar la causa, lo que implica, cuando se trata de un paciente que fuma, es dejar de fumar. Ya que es evidente que el hábito favorece la progresión de la enfermedad.

“La mejor prevención frente a la EPOC -explica Francisco Galán, farmacéutico titular de Sanafarmacia- es dejar de fumar, algo que es bueno no sólo para esta enfermedad sino en general para todo el organismo. En el caso de la EPOC, también puede influir el hecho de trabajar en un ambiente donde existan vapores o polvo de sustancias. Y en general, los adultos con EPOC son más propensos a desarrollar enfermedades, por lo que tienen necesariamente que vacunarse frente a la gripe estacional”.

 

Foto: Freepik