Pasar al contenido principal
Abril 25, 2018

Alergia primaveral: remedios naturales

Mujer con alergia primaveral

La alergia es el conjunto de alteraciones de carácter respiratorio, nervioso o eruptivo que se producen en el sistema inmunológico por una extremada sensibilidad del organismo a ciertas sustancias a las que ha sido expuesto, y que en condiciones normales no causan esas alteraciones.

Los remedios para atenuar la alergia resultan de la combinación de varios principios activos, principalmente se toman:

  • Antihistamínicos por vía oral: uno al día, normalmente por la noche por aquello de que muchos de ellos producen sueño.
  • Antihistamícicos oculares: gotas que se instilan varias veces al día en los ojos y que tratatan de atenuar los picores, el escozor, lagrimeo,…
  • Corticoides nasales: se usan normalmente cada 12 horas y su objetivo es liberar las fosas nasales para que podamos respirar con normalidad.
  • Corticoides bucales: su posología también suele ser 2 veces al día y se usa en asmáticos.
  • Corticoides tópicos: hasta tres veces al día pueden usarse en caso de erupciones localizadas.


Frente a la batería de medicamentos que el médico puede prescribir para la combatir la sintomatología que la alergia produce: estornudos, toses, ojos llorosos, picor, dificultad para respirar,…desde Sanafarmacia queremos ofreceros alternativas naturales que también pueden ayudar a atenuar los efectos que los alérgenos pueden producir en aquéllos que son sensibles a pólenes, pelo de animales, ácaros…

1.- La ortiga: actúa bloqueando los efectos de la histamina en las personas alérgicas al polen, ayuda a frenar y evacuar la producción de mucosidad, sobre todo si se combina con n-acetilcisteína, y los ataques de tos producidos principalmente por la alergia al polen. La ortiga se puede tomar en infusión o en comprimidos.
2.- La menta: al igual que la ortiga funciona bloqueando la producción de histamina, se puede tomar bien en infusiones o inhalando su aceite esencial y mejora estornudos y flujo nasal.
3.- Los probióticos: actúan a nivel inmunológico, concretamente sobre la inmunoglobulina E, ayudan a disminuir la reacción alérgica y a aliviar los síntomas.
4.- La miel: al contener polen en pequeñas cantidades cuando se consume provoca que el organismo esté expuesto a dosis reducidas del alérgeno por lo que terminamos inmunizándonos ante el agente causante de la sintomatología.
5.- El té verde: como en los casos anteriores actúa también a nivel de la histamina.
6.- La vitamina C: un antihistamínico muy poderoso que está presente en frutas, fundamentalmente en los cítricos y ayuda a prevenir las alergias.
7.- La quercitina: se encuentra en manzanas, cebolla, trigo sarraceno, uvas, té verde, arándanos, ajo, ginkgo biloba,… actúa mediante dos vías, como antiinflamatorio a nivel de ojos y fosas nasales y como antihistamínico.
8.- Solución salina: lavar las fosas nasales con suero fisiológico ayuda a eliminar el polen que se aloja en la nariz y que desencadena los síntomas nasales que acompañan a todo proceso alérgico.
9.- El regaliz: rico en glicirricina, ayuda a nivel cutáneo y respiratorio.
10.- la cúrcuma: Las últimas investigaciones señalan que la cúrcuma para la alergia y el asma es muy beneficiosa.


Con el decálogo de remedios naturales para combatir las alergias y los consejos que se muestran a continuación seguro que pasamos una primavera tranquila:

- Sigue al detalle las pautas de tu médico o farmacéutico según la sensibilidad de tu alergia.
- Bebe muuuuuucha agua: beber muchos líquidos mantiene la garganta hidratada y reduce el picor y la tos.
- Los días de mayor concentración de polen, evita salir de casa y tender la ropa al aire libre.
- Intenta al menos no estar al aire libre entre las 5:00 y las 10:00, y las 19:00 y 22:00, las horas con mayor nivel de polen. Si estás en casa, acuérdate de cerrar siempre las ventanas.
- Intenta no practicar actividades al aire libre.
- Las gafas de sol son un buen aliado. Llévalas siempre para evitar que el polen entre en los ojos.
- Si viajas en coche, mantén las ventanillas subidas en los trayectos.
- Aléjate de las plantas, sobre todo de las que polinizan en primavera.
- Dúchate y cámbiate de ropa al llegar a casa. (fuente: faes farma).

Y tú, ¿sufres de alergia primaveral?

Si tu respuesta es sí, ven a vernos, te ayudaremos.